Minientrada 28 Oct

CORRUPCIÓN| Bajo el gobierno de Nicolás Maduro son ya siete los imputados

Cuando la moral, las luces y todos los valores caen

Según un estudio realizado en el año 2012 por Transperancy Internacional, Venezuela, se ubica como el país más corrupto de América Latina.

Por: David Rodríguez Marcano

“Moral y Luces son los polos de una república, Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”, son pocos los que recuerdan estas palabras pronunciadas por el Libertador Simón Bolívar, ante el Congreso de Angostura en el año 1819. Hoy más que nunca cobran una inmensa fuerza, un valor incuestionable para los cimientos de nuestra sociedad actual. Pero cuando las bases son flojas, la línea entre lo correcto y lo incorrecto se torna delgada, casi invisible ante nuestro ojo social.

La corrupción es un mal que aflige a todos, es neutral ya que no discrimina país, clase social, raza o religión. Desde el punto ético no es otra cosa que la práctica de saltarse reglas éticas generalmente aceptadas en una sociedad. Aquellas normas que cada grupo humano adopta y consagra, porque las considera indispensables para estimular su acción colectiva, para sobrevivir, para desarrollarse y civilizar su convivencia.

Como actos de corrupción pueden ser considerados los engaños, las injusticias, los abusos de cualquier índole. También se considera corrupción el escándalo y las condiciones sociales que no contribuyan al bien común.

Son muchas las causas que pueden explicar la existencia de la corrupción, desde la situación económica hasta la falta de valores morales y de carácter psicológico que pueden inducir a un individuo a realizar actos corruptos, esto sumado ante la realidad de que en Venezuela, la justicia tarda más de lo que muchos pueden esperar.

Según la psicóloga social Diana Goncalves, los individuos que incurre en este tipo de delitos por lo general presentan ciertas características muy particulares. Son personas que solo piensan en sí mismas, presentan problemas con la autoridad y en la mayoría de los casos ninguna presenta el más mínimo arrepentimiento.

Goncalves, expresa que la falta de castigo induce a la realización de este tipo de delitos. “Se ha alterado el juicio social y la normativa que van en contra de los parámetros y las leyes establecidas, el hecho de que exista un nivel de impunidad tan alto, hace que este tipo de actos aumente, ya que no existe ninguna consecuencia. Si las sanciones resultaran severas toda persona se lo pensaría dos veces”.

Corrupción en el gobierno

Luis, (nombre falso escogido por la fuente), trabaja en el El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MinCI), desde aproximadamente seis años como parte de la alta gerencia. Hace algunos meses se alió con unos “socios” con los cuales ha establecido contactos para captar personas que deseen cambiar sus cupos de dólares. “El cargo me ha ayudado a conseguir los ingresos que se necesitan para participar en este negocio”

Al preguntarle si esta consciente de lo que hace es un fraude, no vacila en la repuesta. “Si estoy consciente, pero no creo que vaya a pasarme nada, aun no se ha encarcelado al primer funcionario de interés, así que realmente no creo que pueda suceder”. El motivo por el que hace este tipo de negocios no es otro que de una “ganancia rápida”.

Michel Díaz, como muchos otros venezolanos, decidió viajar a Argentina durante el periodo vacacional, realizó sus trámites en Cadivi sin problema o contratiempo alguno. Al llegar a Buenos Aires se encontró con un país, que al igual que Venezuela presenta un control cambiario. Los días transcurrieron, una tarde se encuentra con un amigo y este le presenta la oportunidad de raspar su cupo viajero, ella acepta la invitación y este la lleva a la oficina de Venetur ubicada en las adyacencias del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. “Los funcionarios eran venezolanos, y te ofrecían la posibilidad de pasar el cupo, te cobraban el 20% de comisión y una parte del cupo te lo depositaban por transferencia en bolívares”. “Al instante me percate de todo el acto de corrupción, por lo que preferí no realizar el intercambio”, comentó Díaz.

Transparencia Internacional

Transparencia internacional (T.I.) es la única organización no gubernamental a escala universal dedicada completamente a combatir la corrupción. Esta institución congrega a la sociedad civil, sector privado y a los gobiernos.

T.I. impulsa campañas de concientización sobre los efectos de la corrupción, promueve la adopción de reformas, el establecimiento de convenciones internacionales sobre la materia, alienta la adhesión a las mismas y luego observa la implementación de dichos acuerdos por parte de los gobiernos, corporaciones y empresas.

Otra institución encargada de luchar contra la corrupción es la ONU (Organización de las naciones unidas) quien promueve medidas para combatir eficientemente la corrupción, facilitar la cooperación internacional y promover la integridad. Sin embargo aún no está vigente ya que actualmente 29 países se han suscrito y necesita 30 países que la aprueben.

La edición de 2012 del ya tradicional Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de TI ofrece un ranking regional con pocas variaciones con respecto a los informes de los últimos dos años. Venezuela y Paraguay siguen siendo percibidos como los países más corruptos de América Latina, mientras Chile y Uruguay se mantienen como los líderes en transparencia.

 

 El cambio es posible

La psicóloga social Diana Goncalves, sostiene que el cambio en la sociedad es posible, pero para que pueda darse deben unirse ciertos factores. Las personas, instituciones, entes públicos y privados, tienen que trabajar en conjunto con la idea principal de acabar con la corrupción.

“Se deben crear políticas gubernamentales, pero también tiene que existir alguna intención por parte de estos mismo funcionarios, en muchos casos las personas encargadas de hacer cumplir esas políticas son los primeros en propiciar la corrupción” enfatizó Goncalves.

Otros países han logrado reponerse ante tales problemas, el ejemplo de Fujimori en Perú puede verse con más reciente en la región y aunque el proceso no fue a corto plazo, hoy en día las instituciones de ese país han recuperado la confianza de sus ciudadanos.

En Venezuela, se han activado distintos mecanismos para acabar con la corrupción, el presidente Nicolás Maduro ha enfatizado en la importancia de terminar con este tipo de delitos. Por sobre todo debe perseverar la paciencia, ya que en caso de resultar efectivas las políticas adoptabas, cambios verdaderos no se verán hasta después de varios años.

 

Anuncios
Minientrada

BASURA PELIGROSA

7 Oct

REPORTAJE| Las inundaciones en Caracas se repiten anualmente

Basura peligrosa

 

Cuando la época de lluvias llega a la capital venezolana, trae consigo los mismos problemas que afectan a sus ciudadanos año tras año: inundaciones por la falta de recolección de basura. La acumulación de desperdicios sólidos en las alcantarillas, así como la falta de mantenimiento a ríos y quebradas, son los ingredientes perfectos para esta fatal combinación que muchas veces llega a ser mortal para los caraqueños

 

Por Yorman Guerrero

 

Fraynelis Sosa vive en las Terrazas de Caricuao, sector UD2, cerca de la zona donde nace el río Guaire. Al lado de su casa, pasa una quebrada que desemboca al río luego de aproximadamente 100 metros. Como todos los años se prepara para recibir la temporada de lluvia. Pasa los muebles de la sala a su cuarto y todos los artefactos eléctricos que se puedan dañar. En repetidas oportunidades el agua ha entrado a su casa, debido a que la quebrada se sale del cauce. El monte alto y toda la basura que lanzan a la quebrada, crean una pared contenedora que impide el pase del agua, y esta toma la salida que da exactamente a su vivienda. “Todas las épocas de lluvia, más que todo las personas que viven encima de nosotros, lanzan bolsas de basura y eso acarrea en que la zanja y todo esas áreas adyacentes se tapen y como estamos cerca del Guaire todo esto colapsa”, comenta Sosa. También señala que no es a la única que le sucede esto, ya que hay familias a las que les sucede lo mismo. “La situación es recurrente, no es la primera vez que nos pasa, de hecho algunas casas se están agrietando, porque el agua hace su trabajo”, acotó Sosa. De igual forma, la joven madre dijo que este problema incrementa según el comportamiento de los habitantes, ya que si echan la basura en el canal de la quebrada se tapa. Puntualizó también que la quebrada tiene mucho tiempo que no se limpia, y que las pocas veces que esto ha ocurrido ha sido por organización de los propios vecinos.

El problema de la basura, por sí solo, ya representa un dolor de cabeza para las autoridades. La casa editorial Veneconomía, especializada en apartados del ámbito económico en Venezuela, publicó un artículo en el año 2008, en la cual se desglosaban todos los motivos por los cuales los desperdicios representaban una molestia para los caraqueños. La falta de una infraestructura adecuada para el tratamiento de desechos, la inconsciencia de los ciudadanos al tirar basura en la calle y el problema de salubridad que trae la basura, son algunos de los tópicos que se pueden leer en el texto.

Por otra parte, en muchas oportunidades, los caraqueños han tenido que sufrir los embates que pueden causar menos de 10 minutos de lluvia intensa. Las aceras, calles, y hasta las autopistas parecen ser invadidas por un río sin cause. Pero pareciera que estos acontecimientos no tienen posible solución, ya que año tras año se repiten y nadie hace nada. En octubre del año 2012, la autopista Francisco Fajardo quedó cerrada en ambos sentido por la anegación debido a las fuertes lluvias, que ocasionaron el desbordamiento de las quebradas Seca y Pajarito. Este mismo acontecimiento ocurrió el 13 de septiembre de este año, cuando las fuertes lluvias que cayeron Caracas inundaron nuevamente la autopista a la altura del distribuidor Altamira. El problema deviene del mal embaulamiento que tiene esta arteria vial tan importante, que no está capacitada para recibir más de 35mm cúbicos de lluvia en una hora.

Image

 Foto cortesía: UN-EU

Carlos Julio Rojas, vocero y coordinador del Frente Defensa Norte de Caracas enumera una serie de factores que, en conjunto, actúan para que las inundaciones ocurran. Rojas, en su papel de vocero, comenta que el municipio Libertador a pesar de poseer la tarifa de aseo urbano más cara de toda Venezuela, no tiene un sistema de recolección eficiente y mucho menos, comenta, estos recursos se ven reflejados en la compra de conteiner o en la contratación de más barrenderos que ayudan mucho en el mantenimiento de las cunetas limpias. La construcción de viviendas sin planificación urbana, muchas veces a la orilla de quebradas, sirven de destino final a desperdicios. “Muchas personas tiran la basura de forma indiscriminada en las quebradas y al no haber el mantenimiento es una bomba de tiempo para que cuando llueva  baje de una forma tan grave”, apuntó Rojas. La falta de mantenimiento a las quebradas y ríos es otro de los elementos que ayudan a la consecución de las anegaciones que ocurren en Caracas. “Aquí los drenajes tienen hasta diez y quince años que no se le hace mantenimiento. Aquí se le hace mantenimiento a los drenajes de Caracas cuando ocurre una tragedia, entonces eso tiene que hacerse antes de que ocurra, no posteriormente cuando ya  se ha inundando todo”, señaló Rojas. Igualmente, comentó que de haber una supervisión en la construcción de viviendas en zonas no aptas por parte de los organismos del Estado este problema no se repetiría con frecuencia. Sin embargo, Rojas se atreve a dar una culpa compartida a las inundaciones por los problemas en la recolección de desperdicios. “Yo pondría en una 60-70% a los organismos competentes y en un 30-35% a los usuarios por el tema de la construcción en vías que no son las adecuadas”, puntualizó Rojas. En un balance ofrecido por el vocero, comenta que para la temporada de lluvias del 2013 no han ocurrido grandes catástrofes, como la que ocurrió en el año 2012, la cual calificó de “la última gran inundación de Caracas”, en la Alta Florida.

Los expertos opinan

 Según los especialistas, la ciudad no cuenta con un sistema de drenaje acorde con la cantidad de personas que viven en ella, ya que se planificó en la década de los 50’s cuando Caracas se desenvolvía bajo otro contexto. Igualmente, algunos coinciden en que la falta de mantenimiento y educación ciudadana han acentuado este pesar. La implementación de nuevos sistemas de recolección de basura, nuevos tratamientos a los desperdicios sólidos inorgánicos y adoptar el reciclaje como un estilo de vida, son las salidas más apropiadas al problema de la inundaciones que dan los expertos.

 

Rafael Pérez, estudiante del último semestre de Ingeniería Civil en la Universidad Central de Venezuela, comenta que los sistemas de drenajes están hechos para salvaguardar y canalizar el agua que se ubica en los sitios bajos de áreas urbanas  y agrícolas. Menciona que en Caracas actualmente los sistemas de drenaje han quedado obsoletos. “Los diámetros de las tuberías han disminuido por la acumulación de basuras y sedimentos, y esto disminuye la capacidad de flujo de los sistemas”, dijo Pérez. Apuntó que en su momento sí se hizo el trabajo adecuado, pero que con el pasar del tiempo este trabajo debió mejorarse y hacérsele mantenimiento para quedar a la altura de las nuevas necesidades que tiene la ciudad, cuya pluviosidad ha aumentado de manera considerada con el pasar de los años. Pérez, también considera que el mantenimiento no sólo debe ser para ríos y quebradas, sino también a las alcantarillas, cunetas y embaules, con una frecuencia anual que permita retirar toda la basura y desperdicios sólidos que pueda interrumpir el cauce de la lluvia.

Eleazar Camero, licenciado en Estudios Ambientales de la Universidad de Yacambú, comenta que la principal causa de la inundaciones que ocurren en Caracas, así como el desbordamiento de quebradas es la acumulación de desperdicios sólidos de uso doméstico como bolsas de plástico, vidrio, madera e incluso colillas de cigarro, que al aglomerarse en las alcantarillas crean un cúmulo que no permite que el cauce corra libremente. “En muchos sitios no se hace una recolección adecuada de la basura. Cuando se hace el traslado a lo que son los sitios de descomposición final que son mayormente vertederos de cielo abierto, cuestión que es herrada ya que deberían ser rellenos sanitarios con mejores condiciones ambientales, de salud, etc., poseen un manejo muy pobre de lo que es la basura”, señala Camero, haciendo referencia a cómo se trata los desperdicios hacia su destino final. Camero, sugiere que se debería hacer una inspección a la mayoría de las quebradas caraqueñas como al mismo río Guaire, ya que, según él, muchos están en mal estado. Educación y acción son las dos fases que el especialista ofrece como solución al problema de las inundaciones por basura: educación por parte de los ciudadanos, para que lleven su basura hacia los contenedores que transportan esta a lugares seguras y acción por parte de los organismos competentes, que sin importar si son entes gubernamentales u ONG’s, ayuden todos disminuir este inconveniente que afecta a todos por igual.

 

 

Una luz al final del túnel

Si bien es cierto que el Gobierno Nacional ha puesto en marcha una gran cantidad de planes para el saneamiento del Río Guaire, muchos de estos han sido en vano. Sin embargo, para junio del 2013 en una entrevista transmitida por el canal del Estado, el Ministros del Poder Popular para el Ambiente, Dante Rivas, aseguró que el proyecto de canalización y reparación del cauce del Río Guaire en algunas zonas aún sigue en marcha y que de continuar  todo bien en un lapso no mayor a 3 años se le podrá dar termino a este plan que originalmente fue planteado por presidente Hugo Chávez. De ser cierto esto, no sólo el beneficio sería estético, sino que también, el Río Guaire estaría capacitado para recibir los embates anuales que trae la temporada de lluvia y soportar la gran cantidad de desperdicios que se arrojan en él sin salirse de su cauce, ya que en el proyecto se plantea la implementación de un mecanismo que extraiga la basura a la hora de tratar el agua.

Image

Río Guaire a la altura de Las Mercedes