Archivo | Uncategorized RSS feed for this section

Las sombras que rondan las duchas

28 Oct

Duchas y sanitarios públicos cumplen la función de un hotel gratuito e improvisado

Hombres se reúnen los baños de la Universidad Central de Venezuela para tener relaciones sexuales anónimas, inmediatas y sin compromisos

Marielisa Martínez

–         Tengo ganas de mamar.

–         ¿Y en dónde vas a mamar tú, mijo?

–         Acompáñame

            Pluma volátil, es un muchacho caraqueño de 20 años de edad. Reconocido, por sí mismo, como homosexual desde su infancia. Estudia Geografía en la Universidad Central de Venezuela. Hace un año, aproximadamente, cursaba el primer semestre de la carrera. Recuerda haber estado en una tediosa clase de matemática hablando con su amigo, cuando éste lo invitó, por primera vez, a que lo acompañara en una sesión de cruising en los baños públicos del campus universitario.

            El cruising es un término en inglés define la actividad de buscar sexo inmediato, sin compromisos y con desconocidos en lugares públicos; preferiblemente, sitios solos o pocos transitados que adquieren popularidad entre los usuarios. Esta es una actividad predilecta de los hombres homosexuales. Cuando es realizada por personas heterosexuales se le conoce como dogging. En la UCV, y en muchos otros sitios de Caracas, los vestuarios masculinos –duchas y baños- funcionan como el escenario propicio para esta práctica.

Código chancero

            El chancero es aquel hombre que se dirige a un baño público –o algún otro sitio- en búsqueda de sexo anónimo y sin compromiso. Sin embargo, la actividad no asegura conseguir lo que se espera. “A veces puedo pasar dos horas esperando que alguien me practique sexo oral”, cuenta Eduardo, estudiante de Ingeniería de la UCV. “Lo que más incomoda de ir a chancear es perder el tiempo”, agrega Pluma.

            Por ello, en primer lugar, el chancero debe conocer los sitios en los que hay movimiento. Si el sitio está vacío, le tocará hacer guardia, es decir, sentarse dentro del cubículo privado y esperar que llegue algún hombre a los urinarios. “Si tarda más de dos minutos, se asume que ese está buscando sexo”, explica Pluma. También, podría llegar a un sanitario lleno y comenzar, disimuladamente, a masturbarse frente al urinario. Estas son señales inequívocas. Después de esto, Pluma explica que lo siguiente es el lenguaje corporal: “en estas situaciones, muy poco se necesita la conversación. Máximo, quizás, dos o tres palabras. Basta con un guiño, una sonrisa o un gesto con la mano”. A partir de ello, cuenta:

Había casa llena en las duchas de deporte. Eran las 7:00 pm. 15 hombres al menos. Yo estoy masturbándome junto a otro grupo de personas. Un muchacho se acerca a mí. Sin mediar palabra, me muestra su trasero, uno muy bonito. Le hago una seña de que me siga y lo llevo al frente, hasta los baños de la escuela de estadística. Andar juntos levanta sospechas, así que caminamos con distancia, como los extraños que somos. Llegamos y nos encerramos en el cubículo. “¿Quieres que te coja?”, le digo. Él duda unos segundos. “¿Tienes condón?”, me dispara. Trato de penetrarlo, pero se me hace muy difícil. Él se queja mucho. No le gusta. Al rato, escuchamos que se acerca alguien. En seguida, él se sube el pantalón y sale. Otra vez, sin mediar palabra. Y me deja allí. Pero esos son los riesgos de chancear, que no existe ningún compromiso con el otro.

 

            Los protagonistas de estos encuentros son los personajes que desempeñan la actividad sexual. Después de que una pareja o un grupo personas deciden tener un encuentro se establecen los roles. Usualmente, esto inicia desde el cortejo previo, con una acción como la de desfilar las nalgas frente a alguien o sacudir el pene en busca de una boca que lo succione. Sin embargo, además de ellos, también interactúan los mirones y los cómplices.

            Los mirones son los hombres que se dirigen al lugar donde se practica el cruising,  pero, a diferencia de los que buscan tener relaciones sexuales, ellos obtienen el placer al ver a otros teniendo sexo. Se masturban delante de los participantes, pero no establecen contacto físico. “Hubo un tiempo que fui por tres meses solamente a observar a los hombres masturbándose y tocándose”, cuenta Eduardo. Ellos, entrarían en el grupo de los vouyeristas.

            Los cómplices son aquellos que acompañan a la persona que está dentro de los baños y se quedan afuera para cantar la zona. Su labor es avisarle a su compañero, a través de un aplauso o un ruido estruendoso que no implique palabras, que alguien va a entrar al baño. “Mi amigo entró a un cubículo y comenzó a masturbarse con otro hombre, yo me quedé cerca de la puerta principal vigilando”, cuenta El Catire, estudiante de 20 años edad.

Transgresión

Yo venía de practicar natación. Estaba en uno de los cubículos sin puerta, donde te cambias. No llevaba el traje de baño, solo una toalla mientras buscaba mi ropa interior. Entonces, un muchacho se acercó a preguntarme si tenía papel. Le dije que no. A los minutos, volvió para preguntarme la hora. Se paró frente a mí y comenzó a observarme, especialmente debajo de mi cintura. Habría intentado entrar, pero al escuchar mi respuesta evasiva se detuvo y se marchó.

 

Aunque sean un lugar propicio para la práctica del cruising, ésta no es la función del vestuario de hombres del edificio de deportes –ni de los baños públicos del país-. Iván Reyes, deportista y estudiante de Comunicación Social de la UCV, cuenta que desde hace algunos meses, decidió no utilizar más este servicio debido a una larga lista de ineficiencias.

            Iván cuenta que los suelos están muy sucios, hay un hedor constante y los rincones permanecen llenos de basura y comida. Sin embargo, fueron las secuelas del cruising las que lo alejaron definitivamente. “En un par de ocasiones conseguí en el piso condones usados y llenos de sangre”. Además, agrega con molestia, que nunca había personal de seguridad en la zona.

            Como confirmó Iván, el personal de seguridad no ronda cerca de los vestuarios masculinos y femeninos de la secretaría de deportes. A pesar de que el espacio donde almuerzan y guardan alguna de sus pertenencias, se encuentre a unos cuantos metros. Incluso, cuando también tienen un cubículo en la entrada del edificio. “Yo considero que los vigilantes de la dirección de deportes son muy abiertos. Dejan que la situación se preste”, opina Pluma Volátil.

Igualmente, las leyes internas de la UCV no especifican ninguna sanción para este tipo de comportamientos; aun, cuando los usuarios expresan descontentos por las continuas molestias que le ocasiona esta práctica al servicio. Este abandono por parte de las autoridades y personal de mantenimiento, confirman la teoría expresada por Pluma de que los baños públicos de la universidad son propicios, ya que casi siempre están solos.

            Dentro del marco legal, la abogada Ana Julia Niño aclara que los problemas pueden presentarse cuando estas prácticas se asocian con prostitución, violación y/o abuso de menores de edad. Afirma que los temas prohibitivos relativos a la sexualidad buscan proteger la moralidad. Dentro de la sociedad caraqueña, la homosexualidad y el sexo en lugares públicos es considerado inmoral e inapropiado.  

            “Todo individuo que, fuera de los casos indicados en los artículos precedentes (violación, abuso a menores, abuso de poder, chantaje, prostitución, incesto), haya ultrajado el pudor y las buenas costumbres por actos cometidos en lugar público o expuesto a la vista del público será castigado con prisión de tres a quince meses”. Así establece el Código Penal Venezolano, en el artículo 381 incluido en el primer capítulo De la violación, de la seducción de la prostitución o corrupción de menores y de los ultrajes al pudor, del Título VIII De los Delitos Contra las Buenas Costumbres y Buen Orden de las Familias.

Razones

            Las filias sexuales podrían explicar, en parte, este hecho. Los componentes eróticos principales del cruising son el exhibicionismo, el vouyerismo, la homosexualidad, la sodomía, el anonimato, la excitación por lo prohibido y las orgías. “Tienes la sensación de que puede entrar alguien, lo estás haciendo escondido, y eso aumenta más el morbo. Esa presión me excita muchísimo”, explica el catire. En otra perspectiva, pluma agrega una razón más práctica “El fin es conseguir un orgasmo de forma diferente a una masturbación y no le debes nada a la otra persona. Si te la consigues después bien, si no también. Es la ventaja del placer sin compromiso”.

            Pero este fenómeno también responde a otras explicaciones sociales y antropológicas. Rodrigo Navarrete, antropólogo especializado en diversidad sexual de la UCV y fundador del grupo Contra Natura, explica que el cruising es una forma de cortejo sexual inusual que no se enmarca en las normas de una sociedad machista actual; una que privilegia la masculinidad sobre la feminidad y la heterosexualidad por encima de cualquier otra variante sexual y aplaude todo lo que lleve a conformar una familia para que se mantenga el status quo.

            Aunque predomine una preferencia a lo masculino, lo heterosexual y a la familia, existen los grupos de diversidad sexual que rompen el esquema. Navarrete explica que a éstos no se les permite expresar su atracción y preferencia de una forma socialmente aceptada y se les obliga a reprimirse. Por ello, se ven en la necesidad de crear circuitos clandestinos. “Si no puedes agarrarte de la mano con alguien de tu mismo sexo, pues mucho menos vas a poder darte un beso en público, o incluso tener la facilidad de ser aceptado con tu pareja en un hotel” explica. “La práctica del cruising puede ser hasta un espacio de resistencia. Si estuviera permitido, no tendrías que esconderte en un baño”.

            Sin embargo, la misma educación machista que los obliga a revelarse, crea un escenario propicio para esta dinámica sexual, como también señala Navarrete:

Los hombres han aprendido que es posible tener sexo sin vincularlo con el amor. A las mujeres, en cambio, se les enseñó que el sexo es un vehículo para encontrar el amor. En el cruising, a diferencia de otros tipos de cortejos heterosexuales, a todos los participantes (hombres) se les enseñó que pueden tener sexo con quien quieran sin tener la obligación de conseguir amor.

Anuncios

Comunidad LGBTI no tiene derechos en Venezuela

28 Oct

Comunidad LGBTI (Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales)

Comunidad LGBTI no tiene derechos en Venezuela

En Venezuela existen entre 4.000 y 6.000 parejas del mismo sexo. No existen leyes específicas que protejan a esta comunidad. Piden el apoyo de la sociedad civil firmando por el matrimonio igualitario.

         Según el Censo Nacional de Vivienda y Población del año 2011, la cifra de homosexualidad en Venezuela, se ubica entre el 13% y el 14% de la población, es decir, entre 3 y 4 millones de personas. Ésta es una cifra importante, considerando que esta porción de venezolanos, no posee los mismos derechos que el resto.

            Ana Margarita Rojas, trabajadora de la Fundación Reflejo Venezuela, activista, lesbiana, no se siente reconocida como ciudadana de este país, no se siente parte del colectivo. “Siendo una persona que tiene deberes para con el estado, que me exige como ciudadano, no me siento satisfecha en todas mis necesidades”, dice Rojas. Hace referencia a hechos como el que su pareja no está reconocida ante la ley, ni su hogar o su familia. Lo que conlleva a graves problemas legales pues por ejemplo, en caso de fallecimiento, no podría heredar sus bienes a su hijo y su pareja quedaría desamparada.

La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela dicta que no debe existir la discriminación por motivos de raza, origen ético, género y orientación sexual. Sin embargo, no existen leyes específicas que se desprendan de esta ley madre. Por lo tanto, estos ciudadanos quedan desprotegidos.

            Al respecto, el ingeniero Daniel Yuspi, quien además es activista y homosexual, indica: “Somos invisibles. Ni siquiera hay leyes que nos mencionen específicamente. Es decir, hay muchas leyes antidiscriminación por temas raciales, de origen étnico, por temas de género inclusive, por muchos factores. Y cuando terminan de hacer la lista de todos los factores de discriminación, dicen, entre otros. Y ahí estamos nosotros”

“La legislación que está planteada hasta este momento es una legislación de Marketing,  que se pone el título de “Yo no te discrimino” pero a la hora de la verdad, no hay mecanismos eficaces de protección, no hay leyes, no hay penalizaciones“, afirma Ana Margarita. Continúa diciendo que el hecho de que se le sea negado un derecho como el matrimonio, la convierte en una ciudadana de segunda.

“Cuando hay una contradicción así en las leyes, no hay un Estado igualitario”, dice Rojas. También dice que un Estado igualitario es aquel que le permite expresar al máximo sus valores, potenciales y capacidades, pero también le otorgue amparo como seguro social o el simple derecho de poseer una propiedad con su pareja.

Por otro lado, se encuentra  el caso de los transexuales, como la TSU en Publicidad y Mercadeo, Priscila. Quien afirma que no han aprobado una ley que le permita llamarse como ella desea. “Las personas me reconocen por el nombre que me colocó mi mamá y mi papá. Esa es una lucha constante porque no quieren reconocernos como un género”, dice.

Esto le acarrea diferentes problemas, como la dificultad para conseguir un empleo, a pesar de ser profesional. “Se dejan llevar por la apariencia y el simple hecho de verme, me pueden catalogar hasta de prostituta. Me cierran las puertas sin darme la oportunidad de demostrar lo que sé”, afirma Priscila.

Esta situación en las leyes venezolanas, Ana Margarita la atribuye a “la ignorancia política, a un gran temor político de nuestros legisladores de tocar el tema, de abordar el tema. Y ese temor nos ha llevado a validar su ignorancia”. Daniel concuerda con Ana, afirmando que los diputados de la Asamblea Nacional son muy conservadores y que no quieren debatir ni siquiera sobre un paquete de leyes en contra de la discriminación. “Es un tema de no aceptación”, dice Yuspi.

“De hecho, encuentras cosas como un diputado de la Asamblea Nacional, dirigiéndose a un candidato, utilizando expresiones irrespetuosas, cuando ser homosexual no es un insulto. Lo  descalifica de homosexual porque esa es la mejor manera de descalificar”, dice la psicóloga Elena Hernaiz, pareja de Ana Margarita. Este comentario hace referencia a un evento sucitado en la Asamblea Nacional, en días pasados,  donde el diputado Pedro Carreño calificó al ex candidato presidencial Henrique Capriles Radonske como “homosexual”, luego de mostrar un presunto expediente acusándolo de actos inmorales.

“Ese intento que dicen “Nosotros luchamos”, es más un “para que no crean que soy”  o “estoy en contra de”, pero realmente este es uno de los gobierno que menos ha luchado, precisamente porque dicen luchar”, dice Elena. Prosigue afirmando que prefería un gobierno que no le hablara a esa comunidad o que le dijera que no iba a luchar por defender sus derechos, a uno que afirma que luchará por ellos y no lo haga. 

“Cuando nos naturalicemos, cuando consigamos referentes, cuando nos reconozcamos a nosotros mismos y la sociedad nos reconozca, que valide nuestra condición, que nos respete, que nos tolere, ese día, ya será otra cosa” dice Ana Margarita. Para lograrlo se han creando los Principios de Yogyakarta sobre la Aplicación del Derecho Internacional de Derechos Humanos a las Cuestiones de Orientación Sexual e Identidad de Género. Este es un documento que desarrolla los estándares básicos para que los Estados avancen a la efectiva protección y garantía de los derechos humanos de las personas LGBTI. El conocimiento de este documento es promovido por organizaciones como Amnistía Internacional, a pesar de que es al gobierno venezolano, al que va dirigida esta información.

 

Por otro lado, se encuentra la petición de esta comunidad con la que aspiran al matrimonio igualitario, que reposa en la Asamblea Nacional desde  el año 2011.  La idea de la petición es modificar el artículo 118 de la Ley Orgánica de Registro Civil para que, cuando hablase de “la libre manifestación de voluntad efectuada entre un hombre y una mujer”, se cambiara “hombre y mujer” por “persona”, y “marido y mujer” por “cónyuge”.

Sin embargo, este petitorio quedó engavetado en las manos de la directiva del parlamento venezolano, por entonces encabezado por Fernando Soto Rojas, Aristóbulo Istúriz y Blanca Eekhout. Daniel Yuspi, quien estuvo presente en aquella actividad indica que hablaron con el Presidente de la Asamblea, para aquel entonces, Fernando Soto Rojas. “Y él nos dijo: <Yo los apoyo. Son muy valientes. Espero tengan mucha suerte>”. Al respecto, dice Daniel, “yo no quiero suerte. Quiero un paquete de leyes”.

Es por ello, que como  una iniciativa de la organización Venezuela igualitaria, junto con el apoyo de  más de 40 organizaciones, colectivos y universidades, se busca elevar a la asamblea nacional un petitorio de proyecto de ley sobre el matrimonio igualitario, sin pasar por las comisiones, pues así se agiliza el trabajo. Para ello, se necesita de la recolección de más de 26.000 firmas de los ciudadanos.

En Venezuela se lucha, pero no gubernamentalmente hablando. En el mundo, ha sido la sociedad civil la que ha empujado a la parte legislativa. Aquí no hemos logrado que la sociedad civil nos ayude” dice Elena Hernaiz.  Cabe resaltar, que Venezuela es el único país del MERCOSUR  que falta por firmar por el matrimonio igualitario.

Contrariamente,  el resultado de la  encuesta realizada por el Pew Research Center, entre el primero de marzo y el primero de mayo del presente año, preguntando si la homosexualidad debería ser aceptada o no por la sociedad arrojó resultados que apuntan a que en la mayor parte de América latina, la homosexualidad es ampliamente aceptada. Además, en Venezuela, la homosexualidad posee una respetable cifra de aceptación de 51%.

Imagen

Sin embargo, Priscila comenta “No he encontrado respuesta en la sociedad. A muchas personas no les importa que te llamen como tu realmente quieres que te llamen, el que tu ejerzas, el que tengas derecho a un seguro social o beneficios que cualquier ser humano quiere”.

Lo cierto, es que hay que educar a la sociedad civil. Byron Guerrero, ingeniero químico, homosexual, trabaja en la visualización. “Yo hago mi vida amorosa pública, como cualquier heterosexual. No siento miedo”, indica. También señala que es importante educar a los niños, pues si  de pequeño le enseñas a una persona que esto es algo natural, estás sumando.

El mensaje de aceptación es para la sociedad. El cambio empieza por aceptarse uno mismo y reconocer al otro como igual. “Yo no hago nada si tú no me apoyas. Porque entonces voy a encontrar la pared en el gobierno y la pared en la sociedad”, dice Elena.  

 Imagen

 

 

 

 

 

 

 

Minientrada 28 Oct

CORRUPCIÓN| Bajo el gobierno de Nicolás Maduro son ya siete los imputados

Cuando la moral, las luces y todos los valores caen

Según un estudio realizado en el año 2012 por Transperancy Internacional, Venezuela, se ubica como el país más corrupto de América Latina.

Por: David Rodríguez Marcano

“Moral y Luces son los polos de una república, Moral y Luces son nuestras primeras necesidades”, son pocos los que recuerdan estas palabras pronunciadas por el Libertador Simón Bolívar, ante el Congreso de Angostura en el año 1819. Hoy más que nunca cobran una inmensa fuerza, un valor incuestionable para los cimientos de nuestra sociedad actual. Pero cuando las bases son flojas, la línea entre lo correcto y lo incorrecto se torna delgada, casi invisible ante nuestro ojo social.

La corrupción es un mal que aflige a todos, es neutral ya que no discrimina país, clase social, raza o religión. Desde el punto ético no es otra cosa que la práctica de saltarse reglas éticas generalmente aceptadas en una sociedad. Aquellas normas que cada grupo humano adopta y consagra, porque las considera indispensables para estimular su acción colectiva, para sobrevivir, para desarrollarse y civilizar su convivencia.

Como actos de corrupción pueden ser considerados los engaños, las injusticias, los abusos de cualquier índole. También se considera corrupción el escándalo y las condiciones sociales que no contribuyan al bien común.

Son muchas las causas que pueden explicar la existencia de la corrupción, desde la situación económica hasta la falta de valores morales y de carácter psicológico que pueden inducir a un individuo a realizar actos corruptos, esto sumado ante la realidad de que en Venezuela, la justicia tarda más de lo que muchos pueden esperar.

Según la psicóloga social Diana Goncalves, los individuos que incurre en este tipo de delitos por lo general presentan ciertas características muy particulares. Son personas que solo piensan en sí mismas, presentan problemas con la autoridad y en la mayoría de los casos ninguna presenta el más mínimo arrepentimiento.

Goncalves, expresa que la falta de castigo induce a la realización de este tipo de delitos. “Se ha alterado el juicio social y la normativa que van en contra de los parámetros y las leyes establecidas, el hecho de que exista un nivel de impunidad tan alto, hace que este tipo de actos aumente, ya que no existe ninguna consecuencia. Si las sanciones resultaran severas toda persona se lo pensaría dos veces”.

Corrupción en el gobierno

Luis, (nombre falso escogido por la fuente), trabaja en el El Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información (MinCI), desde aproximadamente seis años como parte de la alta gerencia. Hace algunos meses se alió con unos “socios” con los cuales ha establecido contactos para captar personas que deseen cambiar sus cupos de dólares. “El cargo me ha ayudado a conseguir los ingresos que se necesitan para participar en este negocio”

Al preguntarle si esta consciente de lo que hace es un fraude, no vacila en la repuesta. “Si estoy consciente, pero no creo que vaya a pasarme nada, aun no se ha encarcelado al primer funcionario de interés, así que realmente no creo que pueda suceder”. El motivo por el que hace este tipo de negocios no es otro que de una “ganancia rápida”.

Michel Díaz, como muchos otros venezolanos, decidió viajar a Argentina durante el periodo vacacional, realizó sus trámites en Cadivi sin problema o contratiempo alguno. Al llegar a Buenos Aires se encontró con un país, que al igual que Venezuela presenta un control cambiario. Los días transcurrieron, una tarde se encuentra con un amigo y este le presenta la oportunidad de raspar su cupo viajero, ella acepta la invitación y este la lleva a la oficina de Venetur ubicada en las adyacencias del Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini. “Los funcionarios eran venezolanos, y te ofrecían la posibilidad de pasar el cupo, te cobraban el 20% de comisión y una parte del cupo te lo depositaban por transferencia en bolívares”. “Al instante me percate de todo el acto de corrupción, por lo que preferí no realizar el intercambio”, comentó Díaz.

Transparencia Internacional

Transparencia internacional (T.I.) es la única organización no gubernamental a escala universal dedicada completamente a combatir la corrupción. Esta institución congrega a la sociedad civil, sector privado y a los gobiernos.

T.I. impulsa campañas de concientización sobre los efectos de la corrupción, promueve la adopción de reformas, el establecimiento de convenciones internacionales sobre la materia, alienta la adhesión a las mismas y luego observa la implementación de dichos acuerdos por parte de los gobiernos, corporaciones y empresas.

Otra institución encargada de luchar contra la corrupción es la ONU (Organización de las naciones unidas) quien promueve medidas para combatir eficientemente la corrupción, facilitar la cooperación internacional y promover la integridad. Sin embargo aún no está vigente ya que actualmente 29 países se han suscrito y necesita 30 países que la aprueben.

La edición de 2012 del ya tradicional Índice de Percepción de la Corrupción (CPI) de TI ofrece un ranking regional con pocas variaciones con respecto a los informes de los últimos dos años. Venezuela y Paraguay siguen siendo percibidos como los países más corruptos de América Latina, mientras Chile y Uruguay se mantienen como los líderes en transparencia.

 

 El cambio es posible

La psicóloga social Diana Goncalves, sostiene que el cambio en la sociedad es posible, pero para que pueda darse deben unirse ciertos factores. Las personas, instituciones, entes públicos y privados, tienen que trabajar en conjunto con la idea principal de acabar con la corrupción.

“Se deben crear políticas gubernamentales, pero también tiene que existir alguna intención por parte de estos mismo funcionarios, en muchos casos las personas encargadas de hacer cumplir esas políticas son los primeros en propiciar la corrupción” enfatizó Goncalves.

Otros países han logrado reponerse ante tales problemas, el ejemplo de Fujimori en Perú puede verse con más reciente en la región y aunque el proceso no fue a corto plazo, hoy en día las instituciones de ese país han recuperado la confianza de sus ciudadanos.

En Venezuela, se han activado distintos mecanismos para acabar con la corrupción, el presidente Nicolás Maduro ha enfatizado en la importancia de terminar con este tipo de delitos. Por sobre todo debe perseverar la paciencia, ya que en caso de resultar efectivas las políticas adoptabas, cambios verdaderos no se verán hasta después de varios años.

 

28 Oct

En Venezuela nacen más de 4.000 niños con cardiopatías congénitas

50% de los niños con cardiopatías queda sin cirugía

El Hospital Cardiológico Infantil especializado en el tratamiento de cardiopatías congénitas trabaja a menos de la mitad de su capacidad. Los demás centros hospitalarios operan alrededor de 150 casos. En el sector público, solo seis médicos realizan cirugía cardíaca pediátrica.

Por: María Laura Chang

Los solitarios pasillos del Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano Dr. Gilberto Rodríguez Ochoa están perfectamente iluminados por faroles blancos, cuyos reflejos pueden observarse en los relucientes pisos que día tras día son acondicionados por el numeroso y eficiente personal de limpieza del lugar. A diferencia de muchos otros hospitales del país, el olor a nuevo impregna el sitio, el silencio está adherido en las paredes y a primera vista, el recinto parece desierto. Es octubre, y la razón de la atmósfera de soledad que se percibe en el centro de salud es que aparentemente está funcionando a un 40% de su capacidad.

Imagen

Se estima que en Venezuela nacen anualmente alrededor de 4.500 niños con cardiopatías congénitas y un 70% de estos necesita intervenciones quirúrgicas o de cardiología intervencionista (cateterismo). Sin embargo, a pesar de que el Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano (HCIL) es publicitado por su excelente funcionamiento y tiene unos números equiparables a los mejores centros de salud del mundo, el trabajo que allí se realiza no es suficiente. El hospital labora junto con la red de Centros Cardiovasculares Infantiles Regionales (CCIR) pero en total no llegan a cubrir la mitad de los casos requeridos en el país.

child-heart1-192x224Una cardiopatía congénita es una malformación del corazón en cuanto a su forma, su funcionamiento o sus conexiones con los vasos sanguíneos. Para ello existen dos tipos de soluciones: por medio de cateterismo cardíaco o de cirugía cardíaca. En el HCIL se realizan todo tipo de operaciones para la corrección de estas afecciones e incluso es el único centro del país que posee la aprobación del Ministerio de Salud para hacer trasplante cardíaco pediátrico, intervención que aún no se ha realizado. La atención allí es integral, de primer nivel y los pacientes no deben pagar absolutamente nada por su tratamiento que es completamente subsidiado por el Estado.

Grely Arellanos cuenta que su hija sufría de displasia de válvula mitral y tras una complicada operación los doctores del Cardiológico remplazaron la válvula dañada por una mecánica. El delgado cuerpo de Hilary (4 años) y la llamativa cicatriz que se asoma por el borde de su camisa hacen un fuerte contraste. El Hospital Central de San Cristóbal, que refirió hace más de un año a Hilary para obtener la cirugía, está incluido en la red de Centros Cardiovasculares Infantiles Regionales que opera junto al HCIL.

A Grely la devolvieron a su casa en Táchira la primera vez que llegó a Caracas para la operación de la niña. El criterio de selección es muy estricto en cuanto a la condición de los pacientes al momento de entrar al hospital. Como son intervenciones riesgosas, un episodio gripal es razón suficiente para posponer la cirugía, por lo menos, tres meses. Las urgencias suelen colocarse al tope de la lista, pero sólo se atenderán aquellos pacientes que no posean síntomas de virus u otras enfermedades.

Nace un gigante

El Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano se fundó el 20 de agosto de 2006 con el objetivo de cubrir la gran demanda de pacientes con malformaciones cardíacas en Venezuela. El Dr. Igor Donis, actual Jefe de Cardiología del HCIL, afirma que la infraestructura del centro hospitalario permitiría realizar más de 2.000 cirugías al año, de haber el recurso humano y material disponible para tener el hospital funcionando al 100%. Actualmente están habilitadas 10 de las 33 camas de terapia intensiva, razón por la cual el Dr. Donis calcula que el Cardiológico trabaja a un 35% de su capacidad.

cardiologico 2

Mónica Pernía, responsable de Información de Salud del Cardiológico, informa que en 2012 se realizaron 1.250 intervenciones y en lo que va de 2013, 833. Desde sus inicios, comenta Pernía, se han hecho aproximadamente 8.250 operaciones. Sin embargo, en esas cifras se suman tanto las cirugías a corazón abierto (alrededor de 600 por año), como los cateterismos (aproximadamente 500). El Dr. Federico Borges, adjunto al Servicio de Cardiología del Hospital de Niños JM de los Ríos, destaca que de los cateterismos que se realizan en el HCIL sólo 150 son soluciones y los demás son exploratorios para evaluar una posterior operación. Esto trae como resultado que la cifra de pacientes con afecciones solucionadas en ese centro se reduzca y alcance la cifra de 750 por año.

En Caracas había tres hospitales públicos que ofrecían tratamiento a niños cardiópatas, incluyendo las cirugías cardíacas, antes de la aparición del Cardiológico. El Dr. Donis trabajaba en el Hospital Universitario, pero tras su traslado y el de otros cardiólogos e intensivistas al HCIL, allá se dejó de operar. Comenta el Dr. Borges que en el Hospital de Niños J.M de los Ríos se hacían alrededor de 250 cirugías al año, pero con el tiempo y por distintas razones se dejaron de realizar. Actualmente, la falta de anestesiólogos y de material quirúrgico en el Hospital de Niños impide que se realicen estas operaciones. No es así con los cateterismos. El JM ha mantenido la cifra de 300 cateterismos anuales de los cuales el 80% son terapéuticos.

Otro caso es el del Hospital Militar que actualmente resuelven 100 operaciones cardíacas cada año a través de Fundacardin, y un promedio de 400 cateterismos. En el resto del país, se realizan en el Hospital Infantil de Mérida un aproximado de 35 cirugías al año y menos de 100 cateterismos. En Maracaibo surgió la Fundación de todo corazón Richard Gibson, sin fines de lucro, que realiza cirugía cardíaca a 130 pacientes. Sin embargo, su financiamiento depende de donaciones de empresas, no del Estado.

Imagen

Lista de espera

Santiago, el hijo de Alejandra Díaz, está esperando por una cirugía. Su madre fue al Cardiológico a ver si lo habían colocado en la Lista Nacional de Pacientes con Cardiopatías Congénitas luego de que su hospital de cabecera, el JM de los Ríos, lo refiriera. Este registro es manejado en el departamento de Información de Salud del HCIL. Allí se encargan de perfilar el ingreso y egreso de los pacientes al centro hospitalario. Díaz cuenta que aunque efectivamente su hijo está en esa lista no sabe cuándo la llamarán, ya que los cupos que abren suelen atender primero a las urgencias. Milady Segovia, encargada de la Red de Enlace del Hospital Cardiológico Infantil, está consciente de que hay mucha gente esperando desde hace tiempo y considera que “el Hospital no se da abasto para la cantidad asombrosa de pacientes que hay”.

corazon

En la plantilla del HCIL hay tres médicos cirujanos capaces de realizar las operaciones a corazón abierto y otros seis cardiólogos que ayudan en el tratamiento de los niños. El Dr. Igor Donis asegura que si hubiesen más camas en cuidados intensivos los mismos tres profesionales podrían operar hasta 1400 niños, el doble de lo que hacen actualmente. Del departamento de Relaciones Institucionales y Relaciones Internacionales del Cardiológico Infantil, Rubén Granado asegura que existe un déficit de especialistas en el área, razón por la cual no puede aumentarse la cantidad de beneficiarios.

En este sentido, el Dr. Federico Borges afirma que “en este momento en Venezuela no deben haber más de seis cirujanos cardiovasculares en hospitales públicos.” Como solución, Borges considera que se podrían recluir a los especialistas que laboran en la medicina privada, ahuyentados del sistema público por las malas condiciones laborales. Con el reciente aumento salarial al sector salud, el gobierno nacional empieza a dar luces sobre este problema. Para el año 2011 una persona con más de 15 años de estudios en la medicina ganaba alrededor de 6 mil bolívares y con el nuevo ajuste no llega a 9mil. Basta conocer la situación económica del país para entender que este salario no compensa el esfuerzo que realizan los galenos. El Dr. Donis afirma al respecto que “esto ha repercutido en que cada vez menos gente quiera formarse en un nivel de especialidad tan exigente como es el de la cirugía cardíaca pediátrica.”

 El Dr. Borges asegura que en Venezuela hay que realizar cirugía cardíaca aproximadamente a 2000 niños con cardiopatías congénitas al año y eso no se está cumpliendo. A pesar de los esfuerzos del Hospital Cardiológico Infantil Latinoamericano, de la red de Centros Cardiovasculares, de Fundacardin y de la Fundación Richard Gibson existe un porcentaje importante de niños que está quedando fuera, más de la mitad.

El comedor de la UCV lleva más de un mes cerrado

28 Oct

Los cafetines pueden parar el servico de tiques por falta de pago

CIMG1551 

Los estudiantes deben hacer hasta dos horas de cola para comer

Se espera que las reparaciones del comedor comiencen esta semana

Más del 50% de los trabajadores del comedor tienen reposo médico

GUILLERMO DE LA CABADA

 El comedor estudiantil de la Universidad Central de Venezuela (UCV) está fuera de servicio desde que se reiniciaron las clases el pasado 19 de septiembre. Esto se debe a que varias reparaciones que necesita con urgencia la infraestructura del lugar y que estaban previstas para hacerse durante el periodo vacacional no han podido realizarse hasta el momento por falta de presupuesto.

El comedor presenta varios problemas de infraestructura pero el más importante es el deterioro de las tuberías de las marmitas (ollas industriales) que funcionan con vapor a muy alta temperatura y que deben ser cambiadas cada dos años. Una falla de estas tuberías podría ocasionar una explosión poniendo en alto riesgo la integridad física de los trabajadores. El director del comedor universitario José Pinto declaró que las tuberías fueron cambiadas en los años 2008 y 2010, pero que para el 2012 los recursos no alcanzaron.

 CIMG1571

El presupuesto ordinario del comedor para el año 2013 no alcanzaba para hacer las reparaciones generales y por esa razón la Secretaría Administrativa de la universidad elaboró un proyecto en marzo donde se solicitó al Ministerio una cuota extraordinaria. El 2 de octubre se hizo efectivo un depósito de 1.9 millones de bolívares para este fin, de los cuales 274 mil eran específicamente para el cambio de las tuberías de las marmitas. Pinto explicó que para ese momento el precio de ese trabajo había ascendido abrumadoramente a los 595.000 debido a que los materiales necesarios se traen de afuera del país y sus precios varían de acuerdo al valor del dólar.

Los casi dos millones entregados por el Ministerio incluyen también el cambio de las viejas taquillas para servir comida por un diseño nuevo de rieles de acero inoxidable que acelerará el servicio y evitará posibles contaminaciones de los alimentos producto del óxido. A su vez, incluirá la adquisición de carritos para trasportar la comida, la impermeabilización del techo y la fumigación de los interiores. Lo último debido  a que una inspección del Ministerio reveló la presencia de roedores.

El Director del Comedor declaró que el estante de acero inoxidable para las  nuevas taquillas de servir comida cuesta 1 millón 221 mil bolívares fuertes y los rieles 680 mil. Estos montos más a los 600 mil bolívares de los tubos de vapor nuevos y un recubrimiento térmico que se le debe hacer a los mismos, valorado en otros 610 mil, suman un total de más de 3 millones, por lo que el presupuesto se hace insuficiente de nuevo.

“Ese presupuesto lo hizo el Ministerio con un informe que hicieron ellos mismos. Trabajaron con las cifras que teníamos en ese momento y que no estaban actualizadas. Cuando se actualizan ya no alcanza. No significa que no va a llegar la diferencia pero para eso tenemos que elaborar una nueva propuesta”, enunció Pinto quien confía en que en dos o tres semanas máximo el Ministerio apruebe nuevos recursos para cubrir la diferencia.

Mientras se terminan de aprobar los recursos para la totalidad de los trabajos que requiere el comedor, la universidad está poniendo en marcha los mecanismos para solventar los problemas de mayor urgencia con el presupuesto disponible. “Con los dos millones más unos recursos internos vamos a montar las tuberías, su recubrimiento térmico y parte de las taquillas para comenzar el servicio”, dijo el Director del Comedor. Por último, concluyó que solo están esperando que terminé el plazo de la licitación para iniciar el procedimiento de compra, que espera que se empiecen a cambiar los tubos esta semana y que el comedor esté operativo para la segunda quincena de noviembre.

 

Denuncias de Corrupción

 CIMG1541

Solamente hay ocho empresas en el país que trabajan con tuberías de vapor. El jueves 17 de octubre se inició la consulta de precios que es la primera fase del procedimiento de compra en el que las empresas asisten al lugar para examinar las instalaciones, hacer las mediciones correspondientes y elaborar la cotización del trabajo. Sin embargo, las empresas no pudieron entrar al área del comedor debido a que grupos de estudiantes con pancartas que denunciaban corrupción les bloquearon el paso exigiendo cuentas claras sobre el trabajo que se va a hacer. Ese día un grupo de estudiantes lanzó una bomba lacrimógena en el Consejo Universitario como medida de protesta.

Estas denuncias se originaron porque en un principio las autoridades universitarias intentaron hacer la contratación directa de las empresas sin haber licitado primero, proceder que es legalmente incorrecto ya que se presta para malversación de fondos. José Pinto dijo lo siguiente al respecto: “Tenemos que ser muy cautos, seguir al pie de la letra todos los lapsos legales y tratar evitar los caminos verdes que tiene la ley. Hay muchas miradas esperando encontrar corrupción”.

Larry Davis, estudiante de estudios políticos y miembro de la Comisión de Usuarios del Comedor, opinó que estas denuncias de corrupción responden al interés de algunos trabajadores en que se abra el comedor de manera apresurada y denunció que están usando a los estudiantes como abanderados de su causa.

“Eso es válido en política, yo lo entiendo, pero la verdad es que los estudiantes nunca han dejado de comer y aquí estamos trabajando por eso. Directivos, trabajadores y estudiantes debemos trabajar unidos para que se hagan bien las cosas, no se trata de salir del paso sino de hacer un buen trabajo para que podamos pasar aunque sea cinco años sin que el comedor se vuelva a parar por fallas de infraestructura”, expresó Davis.

Larry también indicó que las freidoras están dañadas desde hace años y que deberían incluirse en el presupuesto para que los estudiantes sepan de nuevo lo que es comer un pollo frito y no tengan que comerlo siempre sancochado.

CIMG1580

Los Tiques

 

Durante las cinco semanas de clases que han trascurrido desde que terminó el periodo vacacional, la directiva de la universidad ha implementado un plan de contingencia en el que los estudiantes pueden retirar un tique en la entrada del comedor con el cual pueden adquirir una comida en los cafetines privados ubicados en los espacios de la universidad. El plan cubre los desayunos y los almuerzos mas no la cena.

Son cinco cafetines que están entregando aproximadamente 2.800 almuerzos diarios a un precio de 60 bolívares cada uno y aproximadamente la mitad de desayunos a un precio de 40 bolívares cada uno. Esto representa un monto aproximado de un millón 100 mil bolívares fuertes. El director del comedor expuso que no hay una diferencia importante entre esta cifra y lo que se estaba gastando en la comida servida en el comedor que también estaba alrededor de un millón de bolívares. Sin embargo, algunos estudiantes que denuncian corrupción señalaron que en estos momentos se está pagando el sueldo de los trabajadores del comedor aunque no estén laborando, y que este sumado a los tiques genera una cifra mucho mayor.

Los Trabajadores

Entre los cuatro cafetines se cuentan 38 empleados mientras que en la nómina del comedor hay 108, pero la mitad del personal del comedor tiene reposo medico o está jubilado y solo entre 25 y 30 laboran diariamente en los turnos de la mañana y de la tarde. José Gregorio Venegas, Secretario de Deporte del Sindicato de Obreros del Comedor Estudiantil (Soce) de la UCV, explicó que la cantidad de reposos médicos se debe al desgaste físico que sufren los trabajadores producto de las condiciones laborales en que subsisten.

El Secretario relató que los hombres se lesionan generalmente el manguito rotador desgastado revolviendo pesadas cantidades de comida dentro de las marmitas (ollas industriales), y que las mujeres se lastiman las vertebras cervicales con el movimiento que hacen para servir. Con las nuevas taquillas con riel para el servido y los carritos para el trasporte de los alimentos incluidos en el presupuesto se espera disminuir estas incidencias.

Venegas además explicó que los trabajadores tienen que cumplir varias funciones por falta de personal. “Yo soy cocinero pero también tengo que sacar la comida del almacén, vaciarla en la olla y luego sacarla y llevarla al área de servido, labores que corresponde al ayudante de cocina” puntualizó.  Por último destacó que los únicos trabajos que se han hecho hasta ahora en el comedor los han realizado los trabajadores que durante las vacaciones se organizaron en brigadas que se turnaron para remover las taquillas y las tuberías desgastadas de las marmitas, y pintar el área de comensales.

 CIMG1574

Los Estudiantes

Algunos estudiantes dicen que prefieren la comida de los cafetines porque es mejor a la del comedor. Sin embargo, la gran mayoría se queja de que a veces no les da chance de comer porque se tardan demasiado haciendo cola, ya que tienen que hacer una para el tique y luego otra para la comida en un cafetín que puede quedar muy lejos de su escuela. Maikel Villasmil, estudiante de química, determinó que este problema radica en que  los cafetines a veces empiezan a dar la comida a la una de la tarde porque no están preparados para servirla desde las once y media como deberían.

Durante los últimos días ha corrido entre los estudiantes el rumor de que la universidad está atrasada con el pago a los cafetines y que estos ya no se dan abasto y pueden verse obligados a suspender el servicio pronto. La mayoría de los dueños de los cafetines lo negaron pero uno que exigió permanecer anónimo ratificó el rumor y  reveló que solo les han pagado una semana de las cinco que llevan ejerciendo la labor, que ya casi no pueden cumplir con el pago a sus proveedores y que en cualquier momento pueden verse obligados a parar.

La lucha contra el estigma apenas comienza

28 Oct
Imagen

El estigma afecta el buen desarrollo del tratamiento psiquiátrico

Personas con trastorno mental sufren el rechazo social

La lucha contra el estigma apenas comienza

Especialistas concuerdan en que el miedo y la desinformación son las principales causas de este problema

CAMILA LESSIRE

En el área de Terapia Ocupacional del Hospital Psiquiátrico de Caracas las manos trabajan sin cesar, mientras que las miradas se posan concentradas en cada uno de las creaciones. Entre anime y pinturas Miriam (*), luego de oír su nombre, levanta la mirada y explica con dificultad que está elaborando un juego de baño para Navidad. Detrás de ella, la luz matutina se desborda por una puerta que la separa, luego de un pequeño recorrido, del exterior. De la sociedad.

La distancia que aleja a Miriam del exterior es proporcional a la aceptación que recibe de su comunidad. Un estudio realizado para la revista Psicothema (V.13) de la Universidad Complutense de Madrid, explica que el apoyo social y la salud mental deben ir tomados de la mano al momento de tratar a un paciente. Por el contrario, su deterioro genera impedimentos serios en su mejoría. En el Programa de Salud 2012 del Ministerio del Poder Popular para la Salud señalan que, según cifras de la OMS, alrededor de 450 millones de personas padecen trastornos mentales y de conducta.

Imagen

Día mundial de la Salud Mental

Prudencia González, coordinadora de la Unidad de Psicología Educativa, Clínica y Comunitaria de la Universidad Central de Venezuela (UCV), atribuye al estigma parte de la responsabilidad en el detrimento de las relaciones entre el paciente y las personas que conforman su entorno. “El estigma tiene una base eminentemente social. Es la reacción de los integrantes de un colectivo ante la presencia de un individuo con discapacidad que, generalmente, es víctima del rechazo social”.

Asimismo, para la psicóloga Ana Lucía Marín, el estigma aparece cuando los pacientes se enfrentan con los prejuicios que hay en la sociedad y, en sus actividades diarias, se dan cuenta que existe un rechazo por su condición psiquiátrica. “Cuando alguien sabe que una persona tiene un trastorno mental generalmente siente miedo, duda, y eso le limita las posibilidades de relacionarse. Si la persona está mal es lógico que la comunidad tenga una actitud de temor ante lo desconocido, pero el problema es que esto se proyecte en el tiempo”, indicó.

Según el Artículo 9 de la Ley para las Personas con Discapacidad: “ninguna persona podrá ser objeto de trato discriminatorio por razones de discapacidad, o desatendida, abandonada o desprotegida por sus familiares o parientes”. Vanessa Aponte, psicóloga, aseguró que a través de las comunidades terapéuticas se le brinda psicoeduación a los familiares en pro de la mejoría del paciente.

El miedo

Imagen

Las expertas concuerdan en que el miedo es el factor principal que genera el estigma. Marín aseveró que la mayoría de las personas temen que un paciente con trastorno mental se descontrole y pueda tener actitudes que atenten contra su integridad física. “El descontrol genera agresividad. Son situaciones muy difíciles de manejar. Un paciente en crisis muchas veces requiere de gente que esté formada para atender una emergencia real”.

Lilibeth Peñaloza, directora del Centro de Inclusión Social Juana Ramírez La Avanzadora, adscrito a la Misión Negra Hipólita, explicó que las personas sienten miedo a lo desconocido. El no comprender cómo va a reaccionar el paciente en momentos de crisis es lo que causa temor. Aponte coincidió con Peñaloza, pero agregó que no existe la confianza de que los pacientes psiquiátricos puedan tener un buen desempeño en sus actividades cotidianas.

Psicólogos y psiquiatras, además de investigaciones médicas, aclaran que las crisis en individuos con trastorno mental son esporádicas y que no necesariamente todos los ataques incluyen violencia. “Como tenemos ciertas discapacidades las personas alrededor nuestro nos rechazan porque piensan que somos violentos, agresivos o personas de mal vivir. Pero no es así, si ellos vieran adentro, en los profundo, verían a una persona muy bonita que puede progresar”, sostuvo Miriam, paciente del Hospital Psiquiátrico de Caracas.

Apoyo familiar

Imagen

“Sin la ayuda de la familia es muy difícil poder insertar o incluir a un paciente psiquiátrico. Si el estigma está alojado ahí y los familiares consideran que el enfermo mental es una carga, de entrada se le niega la posibilidad de que pueda estar bien y salir rápido de la crisis”, destacó Peñaloza.

Miriam comentó que el apoyo de su madre es sumamente importante para ella. “Mi mamá lo es todo para mí porque es mi ayuda. Ella, cuando puede, me lleva al hospital y me vigila los medicamentos en la casa”. Por su parte, Juan (*), compañero de Miriam en el Hospital Psiquiátrico, expresó que la ayuda familiar influye bastante. “Me siento apoyado. Tratan de preocuparse por mí y sienten la necesidad de ayudarme. Por eso nunca he sentido ningún tipo de discriminación”.

A su vez, el estudio “Voces del estigma. Percepción de estigma en pacientes y familias con enfermedad mental” de la revista Universitás Medica señala  que aceptar que un integrante de la familia posea algún tipo de trastorno mental es muy difícil, el miedo y la falta de información acerca de lo que implica la enfermedad son recurrentes. Sin embargo, la estigmatización recae en todos por igual. “Cuando entendimos que él tenía esquizofrenia, fue como si la familia quedara en una fotografía, estancada en ese momento. No se ha cambiado desde entonces”, relató una familia que fue citada en el trabajo.

Problemas laborales

Imagen

El Artículo 28 de la Ley para Personas con Discapacidad expone: “Los órganos y entes de la Administración Pública y privada, así como las empresas públicas privadas o mixtas, deberán incorporar a sus planteles de trabajo no menos de un cinco por ciento (5%) de personas con discapacidad permanente, de su nómina total (…) No podrá oponerse argumentación alguna que discrimine, condicione o pretenda impedir el empleo de personas con discapacidad”.

A pesar de que, legalmente, los ciudadanos o ciudadanas con discapacidad deberían acceder al campo laboral, las expertas coinciden en que esta área es la que más estigmatización tiene. “El área laboral es una de las áreas más afectadas por el estigma porque allí la persona tiene que mostrar distintos niveles de desempeño y, es posible, que en alguno de estos aspectos tenga problemas para ajustarse”, aseveró González.

Por su parte, Peñaloza destacó que ha sido a través de la labor que está haciendo el Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (Conapdis) que se logró una apertura para que los pacientes puedan trabajar. No obstante, objetó que estas organizaciones les otorgan este derecho solamente porque “los obliga la ley”.

Sin embargo, Juan dijo que, a pesar de poseer un trastorno mental, no tuvo ningún problema al momento de conseguir trabajo. “No tuve ninguna dificultad, en todos los trabajos he sido recomendado. Siempre me he portado bien y he tenido buenas referencias. De algunos salí por el problema con la enfermedad, pero siempre me atendieron bien los dueños. Siempre tuvimos una buena relación”.

Soluciones

Imagen

Otro aspecto que genera estigma es la desinformación y atacarla es la principal solución a esta problemática. “La psicoeducación es un proceso largo y muy profundo que se debe hacer en las comunidades. Hay que informar a las familias, en las escuelas, los colegios y las universidades”, enunció González, coordinadora de la Unidad de Psicología de la UCV.

Dentro de los objetivos específicos del capítulo 11 para la Salud Mental y las Adicciones del Programa de Salud 2012, está “desarrollar el Sistema de Información en Salud Mental, que contemple la Vigilancia Epidemiológica de las Enfermedades Mentales y Adicciones, sus factores protectores de vida y los factores de riesgo de estas patologías, así como la gestión del programa”. Esto servirá para reforzar las propuestas de campañas informativas que han hecho las organizaciones públicas y privadas de la salud.

Las expertas concuerdan en que es necesario seguir implementando programas informativos que permitan empezar a romper con el estigma y eliminar el miedo. El rechazo social no sólo afecta a los pacientes sino que impide su mejoría, por lo que el trabajo debe comenzar desde el hogar y es tarea de todos.

(*) Algunos nombres fueron cambiados para preservar la integridad de los declarantes

Imagen

Trastornos mentales más frecuentes en América Latina

Internet sexual: favorito entre adolescentes y homosexuales

28 Oct

REPORTAJE| Sitios web no discriminan a menores de edad

Internet sexual: favorito entre adolescentes y homosexuales

La edad de iniciación sexual de los adolescentes venezolanos cada vez es más prematura. El uso de la tecnología comunicacional, incluyendo el internet, ha hecho más fácil el acceso de los jóvenes a sitios para conseguir sexo sin ningún tipo de problemas. El colectivo gay es el que más provecho saca de los encuentros sexuales 2.0

Por Yorman Guerrero

A pesar de ser un tópico muy conocido entre chamos, poco se sabe de las consecuencias negativas que pueda traer el uso irracional de la tecnología para conseguir sexo. La falta de comunicación con los padres, incita a los jóvenes a buscar el contacto sexual por internet ya que requiere de menos protocolo para lograr el objetivo, es decir, no hay barreras por la edad o las preferencias sexuales, simplemente cada quién expone lo que anda buscando y allí podrá encontrar a alguien con los mismos intereses. La sexualidad solía ser un tema tabú en la sociedad venezolana, sin embargo, con el auge de las redes sociales y la globalización de la información que caracteriza al siglo XXI, este tema ya pasó a ser un elemento obligado en las conversaciones entre adolescentes.

Imagen

Según los resultados arrojados por un estudio de Tendencias Digitales, empresa dedicada al análisis de audiencias digitales, se pudo constatar que el venezolano es uno de los que más usa el internet y las redes sociales en comparación con sus pares latinoamericanos. La penetración del internet en Venezuela es de 45%, según el informe, y el 87% de los encuestados afirma que usa el internet para el manejo de redes sociales y un 78% para algún tipo de chat. Si a estos datos estadísticos le agregamos el hecho de que la generación nacida en los años 90’s ha crecido al mismo ritmo que el internet, queda al descubierto que la mayor cantidad de usuarios son jóvenes. 36% de usuarios de internet en Venezuela tienen entre 7 y 17 años de edad, según el mismo estudio de Tendencias Digitales.

Imagen

Rancez Colmenares tiene 18 años recién cumplidos y dice que la primera vez que tuvo contacto sexual con una persona fue a los 15 años y esto gracias a una red social llamada Badoo. “Conseguir con quien acostarse es bastante fácil: creas un perfil en Badoo, Twitter, o la red que quieras, te colocas una edad mayor a 18 años y comienzas a mandar mensajes a las personas que te gustan”, explica Colmenares, refiriéndose a la manera cómo conseguir citas por internet. “También solía usar el chat de MiPunto.com, pero ese lo cerraron, creo que por la cantidad de mensajes obscenos que se enviaban los usuarios”, acotó el joven de 18 años.

En un artículo publicado en el diario Últimas Noticias, basado en el XV Congreso Nacional de Sexología, se dio a conocer que la edad de inicio sexual en el país es de 12 a 14 años.

La sexóloga, Patricia Lanz, comenta que el inicio de la curiosidad sexual en una persona, comienza en los hombres a partir de los 10 años debido a la carga hormonal y en las mujeres 15 años. “Muchas veces para los jóvenes encontrar una pareja que solamente quiera experimentar es muy difícil y es un poco tabú- comenta la especialista-. Por eso la búsqueda del sexo por internet es sin preámbulos: los llevan al sitio que quieren sin tener que hacer un trabajo extra”, agregó Lanz. Entre los problemas que la especialista en sexología señala, está el no saber con quién estás hablando: “el buscar sexo por internet es una ruleta rusa… Eres un blanco muy accesible a una enfermedad de transmisión sexual cuando frecuentas el sexo por internet”, apuntó Lanz. Explica que es totalmente normal que un menor de edad tenga fantasías con alguien mayor y que sería injusto catalogarlo como correcto o incorrecto, porque va más allá de las reglas establecidas por la sociedad. El tabú de la cultura venezolana, según Lanz, ha llevado a los colectivos minoritarios, como gay, lesbias, bisexuales o transexuales a recurrir a los medios 2.0 a conseguir pareja o programar encuentros sexuales.

Imagen

 
 

Desde temprano: testimonio homosexual

Estar en el closet resulta un poco complicado: crees que todo el mundo te ve, crees que cualquier persona se enterara de que te gustan los hombres, crees que tus padres se van a enterar, por eso siempre utilicé los medios que creo todos los gays utilizan por primera vez para conocer a alguien igual a mí, por ejemplo un chat de internet. En mi caso usé MiPuntoChat, tendría yo unos 14 años, estaba en tercer año, me metí, puse que tenía 18 años y comencé a hablar con un hombre de 26 años. Me preguntó que si quería ir a su casa y como quedaba cerca de la mía, con todo el nerviosismo, accedí. Él, al verme, claramente se dio cuenta que no tenía 18 años, sino que era un carajito, sin embargo no les molestó e igualmente nos acostamos. Eso siguió sucediendo hasta que fui mayor de edad. Supongo que tuve suerte, porque se formó una relación estable, pero no siempre es así, tengo muchos amigos que sólo conseguían personas para una tarde y ya. De allí no pasaba. Todo resultaba muy fácil, el chat sólo te pedía que afirmaras ser mayor de edad y te exigía el uso de un nombre de usuario y ya. Esos eran todos los requisitos.

ROBERTO SÁNCHEZ, 20 AÑOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fabiola Arteaga, Licenciada en Comunicación Social y experta en redes sociales, explica a través de un trabajo de investigación sobre dichas herramientas comunicacionales, que la mayor cantidad de usuarios son personas jóvenes entre los 15 y los 25 años de edad. “Es imposible que una red social esté al tanto de a edad, ni del sexo, ni del nombre, ni del rostro. Creo que este es uno de los factores que hacen que las redes sociales tengan tanto dominio en la actualidad”, comentó Arteaga. De igual manera, llamó a este fenómeno “escaparate”, que es una forma en la que la gente se oculta para resguardar su verdadera personalidad proporcionando una versatilidad al personaje que busca interpretar. Por otra parte, señaló que es muy difícil tener un control en el uso de las redes sociales a la hora de que ocurran interacciones sexuales: “Los chamos tienen mucho tiempo libre y escapa de las manos de los padres y de las autoridades del uso que le dan al internet”, comentó Arteaga. “Venezuela es un país machista y pienso que el dominio que han tenido los homosexuales en las redes sociales es parte de esta exclusión que sufren por la colectividad”, apuntó Arteaga, refiriéndose al uso que le dan los gays al internet para conseguir sexo.

Barreras legales frágiles

Imagen

Aunque legalmente la edad mínima de consentimiento sexual en Venezuela es de 16 años, son pocos los controles que se dan para evitar que personas más jóvenes consigan sexo con gente de su edad o incluso, con mayores de 18 años. En países como España, se está llevando a cabo una discusión para aumentar este límite de consentimiento sexual a 16 años, ya que actualmente es de 13 años.  Perú, por su parte, se encuentra en una polémica por disminuir esta edad a 14 años.

Oreanna Acosta, abogada, señala que en Venezuela las leyes que penalizan la práctica sexual con menores de edad se encuentran plasmadas en la LOPNA y en el Código Orgánico Procesal Penal. Sin embargo, Acosta comenta que la única manera de que la práctica sea penalizada es que se ejerza alguna fuerza sobre el menor, es decir violación o aprovechamientos de su incapacidad para defenderse, pero si es consentido, no hay ninguna penalidad. Por otra parte, la abogada dijo que cuando el adolescente accede a un portal web de pornografía o a un chat en busca de sexo, escapa de las manos de la página el poder bloquear a este usuario, ellos cumplen con poner el aviso que informe que es para mayores de edad. “Es más un control parental, por parte de los padres, el que los adolescentes no tengan acceso a estos portales”, enfatizó Acosta.

Según la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y del Adolescente (LOPNA), en su Artículo 50, dice que Todos los niños, niñas y adolescentes tienen derecho a ser informados e informadas y educados o educadas, de acuerdo a su desarrollo, en salud sexual y reproductiva para una conducta sexual y una maternidad y paternidad responsable, sana, voluntaria y sin riesgos”. De igual manera, agrega, que a partir de los 14 años se puede solicitar atención médica gratuita y confidencial para atender y solventar dudas sobre la vida sexual del joven.