El verdadero milagro solo tiene la firma de Dios

7 Oct

La IURD en Caracas se adjudica alrededor de 1800 testimonios de sanación

El verdadero milagro solo tiene la firma de Dios

Cientos de testimonios de curaciones a través de la fe surgen de reuniones en la Iglesia Universal del Reino de Dios. Se aplican distintas técnicas para manejar las emociones y sentimientos de quienes buscan la salud. Estudiosos de la religión critican a la organización por supuestos intereses mercantilistas detrás de la manipulación

Por: María Laura Chang

Con los ojos cerrados, envuelta en plegarias, Ciranlhy reza mientras se mueve lentamente por el pasillo de los 70 hombres del señor en la Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD) ubicada en Chacaíto. Anda con bastón puesto que tras un disparo en la pierna derecha fue sometida a tres operaciones y aún no recupera el normal caminar. Allí va, aferrada a su fe con el fin de recibir tan ansiada curación. Las emociones se desbordan cuando a gritos el pastor ordena a las enfermedades salir de los cuerpos. Son cientos de creyentes, que lloran, gritan, y oran al momento de transitar bajo los brazos de los adoradores. Todos unen su pensamiento, su esperanza y su fe en un solo deseo: la sanación con la firma de Dios.

Imagen

Cada martes a las tres de la tarde y siete de la noche se repite la reunión de sanación. Como Ciranlhy, muchas personas aguardan por un milagro. Hay quienes asisten en representación de sus familiares hospitalizados y quienes oran por su propia salud. Sin embargo, surgen dudas sobre lo auténtico o verídico de estas curaciones. Los milagros, como fenómenos sobre naturales, siempre han tenido sus creyentes y sus detractores pero ¿en qué consiste este proceso?

Al llegar a la Iglesia, los asistentes deben untar la zona afectada con un aceite bendito. Posteriormente, el ritual consta de unos pasos que pueden variar de acuerdo al día pero en esencia permanecen intactos. Se escuchan los testimonios de quienes presuntamente han sido sanados en esta congregación. También se reparte el pan rosado en forma de cruz y se realiza entonces, el pasillo de los 70 hombres de fe. Al terminar el recorrido hay quienes dicen haber sido tocados por Dios. Aquellos más afectos al culto guardan en un sobre el diezmo que entregan cuando se les pide. Se recoge el dinero en bolsas de terciopelo y una música alegre ameniza la donación.

IURD-logo

La psicóloga especialista en religión, Nayda Ramdjan, comenta que para los cristianos, Dios siempre es el responsable de las bondades de la vida, lo que implica que consideran esa energía universal suprema como causante de las curaciones. El pastor Miguel Ángel de la Iglesia Universal del Reino de Dios afirma que el milagro de la sanación surge de la fe. Él explica que en la IURD motivan la fe de las personas a través de las sagradas escrituras y así las preparan para recibir lo que tanto ansían. También, asevera que los pastores allí son “el vínculo entre Dios, quien opera el milagro, y la persona (…) que desconoce cuál es el camino para alcanzarlo.”

Al respecto, la licenciada Ramdjan agrega que para los teístas existe la figura del transductor, un creyente que tiene un nivel de formación espiritual importante y además está consciente de las estrategias de curación. El transductor sirve como canal de energía divina hacia los fieles por lo que podría considerarse que en la Iglesia Universal del Reino de Dios, los pastores que lideran las oraciones son una especie de transductores de energía.

 ¿Transductor o motivador?

Cuando concluyó la reunión, Ciranlhy aseguró sentirse mejor. Ella especificó que a pesar de no poder caminar como antes del desafortunado accidente, su dolor había disminuido y sonriente se despidió del pastor. Para el psicólogo y licenciado en Filosofía, Carlos Villarino, su alivio podría ser fruto de un proceso de sugestión. “Los predicadores son grandes oradores, tienen un buen manejo del lenguaje, unos rasgos de personalidad que pueden resultar seductores, cautivantes y que producen un fuerte impacto en el auditorio”. A través de estas características, prosigue Villarino, alientan en los necesitados el deseo de vivir o de seguir luchando. Él compara a los pastores con los coach de equipos deportivos.  Ambos son expertos motivadores “están orientados a utilizar el lenguaje para exaltar emociones, generar esperanza, eliminar temores y crear expectativas de todo tipo.”

Sin embargo, tanto en la IURD como en otras iglesias, hay quien le adjudica a Dios la curación de enfermedades graves como cáncer, VIH positivo, diabetes, entre otras. El empleo de la sugestión o la palabra no bastaría para remover, por ejemplo, un tumor maligno, por lo que es preciso separar algunas conjeturas de otras que se explican solo a  través de una sanación milagrosa. En el catolicismo existen muchos procedimientos para lograr la beatificación de supuestos hacedores de milagros. El padre Denis, psicólogo de la religión egresado de la Universidad Católica Andrés Bello, señala que hay que tener mucha cautela al determinar aquello que efectivamente provenga de Dios. Dice, entonces, que cuando ocurre un milagro real “la gente cambia, se enriquece personalmente y forja una capacidad de entrega y reconocimiento del otro que se vuelve una experiencia casi palpable”.

Por su parte, Valmore Amaris, teólogo y pastor de la Iglesia Evangélica Presbitariana El Redentor, también considera que sí han ocurrido eventos “verdaderamente especialísimos”. Afirma ser testigo de testimonios auténticos de personas que han recibido la sanidad de enfermedades “serias” pero el mal uso de algunos grupos que se dicen religiosos ha significado el desvío del correcto significado de la palabra milagro.

 El negocio del milagro

“Reciba salud a través de la fe” indica un banner en la página web de la IURD el cual sugiere una invitación a las reuniones de los martes. El pastor Valmore asegura que hay quien brinda las sanaciones “como si tuvieran en su mano el control de hacer o no milagros”, y advierte que ese ofrecimiento no se percibe de tal forma en el evangelio. El escenario empeora cuando hay un aliño monetario en el proceso. “Vemos con muchísima vergüenza que las sanidades y los milagros se ofrecen por dinero” dice resignado el teólogo. Por consiguiente, la licenciada Nayda Ramdjan expresa que según un maestro espiritual al “mercantilizar una manifestación divina la estás envenenando, la banalizas y le estás quitando el lado sagrado que tiene.”

Imagen2

Muchos grupos religiosos han sido criticados por intereses económicos escondidos en su seno. A la IURD le llueven los reproches. Uno de los más recientes lo protagonizó un ex pastor argentino al explicar en este video el verdadero sentido de dicha Iglesia. El pastor Amaris señala que estas organizaciones, juegan con la credulidad y la buena fe de la gente y se prestan a la manipulación. Ante las críticas, el pastor Miguel Ángel responde que “nadie jamás va a arrojar una piedra a un árbol que no da frutos”. Todo ese asunto, complementa el psicólogo Carlos Villarino, pueden utilizarlo para propósitos como el enriquecimiento: “Prometen, por ejemplo, la salvación mágica a través de un pedacito del manto con el que fue arropado Cristo, después lo venden y las personas atesoran esa creencia.”

Explicaciones psicológicas

Darle una pastilla de azúcar a alguien que demanda una cura, a pesar de no tener un efecto real podría hacer sentir mejor al paciente, explica el psicólogo Villarino en referencia al efecto placebo. Él hace un paralelismo entre la homeopatía y la labor de estos grupos al motivar a sus fieles con las santas palabras y los objetos sagrados. En el caso de la IURD, el aceite bendito jugaría el papel de la píldora dulce. El licenciado también vincula la psiconeuroinmunología en la explicación a ciertos casos de curación. En esta rama de la medicina se evidencia una relación estrecha entre el manejo del estrés, de las emociones y de los sentimientos asociados a ciertas situaciones de carácter corporal, lo que podría lograr que una enfermedad progresara más rápida o más lentamente. Incluso podría detener o revertir ciertos procesos patológicos en el organismo con la correcta orientación de los pensamientos.

La mayoría de los estudiosos determinan que efectivamente el hecho de tener fe podría significar un impulso valioso para un enfermo. Asimismo, buscan diferenciar los testimonios que surgen de ciertos grupos dudosos, a los casos en los cuales no cabe sino la explicación del poder sobrenatural. La existencia de milagros inexplicables para la ciencia se entremezcla con técnicas psicológicas que influyen en las personas, lo que ha gestado una malformación de la palabra milagro y actualmente perjudica a los crédulos a través de algunas organizaciones aberrantes que ofrecen la curación que ningún ser mortal es capaz de otorgar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: