“Si sigues haciendo esos dibujitos amanecerás con moscas en la boca”

6 Oct

->  El Instituto Prensa y Sociedad ha registrado más de 221 casos de violación a la libertad de expresión en lo que va de año

“Si sigues haciendo esos dibujitos amanecerás con moscas en la boca”

Las amenazas e insultos hacia los caricaturistas venezolanos han aumentado en los últimos años. Los humoristas gráficos coinciden en que las presiones y sanciones hechas por el Ejecutivo los han llevado a cubrirse bajo la sombra de la autocensura

 Jhon G. Lindarte

“Imperialista maldita”, escribían algunos. Las menciones en Twitter aumentaban con cada minuto. “Mentirosa”, repetían. El Timeline se recargaba de mensajitos que en 140 caracteres lograban resumir odio y descontento. “Qué falta de respeto con tus caricaturas diciendo que VTV es PURA PAJA. Grosera majunche imperialista”, escribió @ContraGolpeVTV, la cuenta oficial de un programa del canal del estado, Venezolana de Televisión (VTV) para referirse a Rayma Suprani, la caricaturista del diario El Universal.

Las menciones en la congestionada red social seguían creciendo. Los Retweets iban y venían comunicando amenazas dirigidas a una cuenta en particular: @raymacaricatura, quien el día anterior había sido calificada por el ex conductor del programa “La Hojilla”, Mario Silva, como “racista”, “clasista” y de seguir instrucciones del imperio para desestabilizar el gobierno bolivariano.

Un caos se había desencadenado en la web. Mario Silva alegaba que la caricaturista había sido invitada a participar en su programa y que se había negado. Rayma decía lo contrario: “debo suponer que me confundieron con Diosa Canales, porque yo no recibí convocatoria alguna por ningún medio y dudo que se hayan equivocado de persona”.

Los números telefónicos de Rayma y parte de su dirección de domicilio fueron publicados en la web por algunos usuarios. No pasó mucho tiempo cuando el primer mensaje llegó a su celular. Era una amenaza, una señal de que las cosas habían llegado a un plano personal. “Si sigues haciendo esos dibujitos vas a amanecer con moscas en la boca”, decía una de las misivas.

Rayma Suprani -Foto: El Universal. Presenta denuncia ante Fiscalía

Rayma Suprani -Foto: El Universal. Presenta denuncia ante Fiscalía

17 años de experiencia y galardones habían parecido reducirse a nada. Su vida estaba siendo amenazada anónimamente. Ese día recibió llamadas a media noche y cientos de textos con alertas de muerte. Rayma comunicó lo sucedido a la directiva de El Universal y solicitó al Colegio Nacional de Periodistas (CNP) y al Instituto Prensa y Sociedad (Ipys) un acompañamiento para hacer la denuncia formal ante la Fiscalía General de la República. “He presentado ya dos denuncias”, comenta, “la primera fue por los terribles ataques que recibí vía redes sociales y la segunda por los mensajes y llamadas que recibí por mi teléfono celular. Sentía que se iban acercando cada vez más a mí, pensaba que tocarían la puerta de mi casa en cualquier momento. La Fiscalía aun no me ha dado respuesta”, relata la caricaturista.

Acompañada del abogado y director de la organización Una Ventana a la Libertad, Carlos Nieto Palma y junto a la coordinadora del Ipys Luisa Torrealba, la caricaturista realizó las denuncias correspondientes, señalando a Mario Silva como uno de los responsables de la ola de ataques.

Otra vez Mario Silva

El 16 de marzo de 2012 el caricaturista del diario TalCual, Roberto Weil publicó una ilustración en la que aparecía un hombre abriendo un grifo del que emanaba agua negra. El personaje de la caricatura, acompañado de dos niños y algunas moscas, decía: “basta de supremacía blanca… Ahora tenemos aguas afrodescendientes”.

La caricatura de Weil expuso al caricaturista a una amenaza penal

La caricatura de Weil expuso al caricaturista a una amenaza penal

El dibujo encendió de inmediato las alarmas. Mario Silva fue el primero que sentenció el trabajo de Weil catalogándolo de “racista”. Al día siguiente el presidente de la Asamblea Nacional (AN), Diosdado Cabello, amenazó públicamente con abrir un proceso legal. “Los caricaturistas son ahora actores políticos que utilizan los medios para atacar a la revolución (…) Nosotros los vamos a denunciar donde tengamos que denunciar, y ejerceremos las acciones que tengamos que ejercer”, apuntó el también director del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv).

Así mismo el escritor Luis Britto García condenó la ilustración del también ganador del Premio Pedro León Zapata en 2001, Weil; “Con esa caricatura degradó a los afrodescendientes”, dijo el intelectual de izquierda durante la audiencia 144 de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) celebrada en Estados Unidos. “Es inaceptable lo que dibujó. Es una grosería”, comentó.

Por su parte Roberto Weil asegura que “el verdadero meollo de esa caricatura era mostrar que en algunas partes del país el agua estaba llegando contaminada. Esa era mi denuncia… Lo que pasa es que el gobierno busca causar miedo en las personas que hacen trabajos con ideas contrarias a las suyas”.

Del mismo modo Fernando Pinilla, caricaturista del diario La Voz,  dice haber sido señalado y criticado  por el ex conductor de “La Hojilla”. “Él siempre pregunta que quién me paga. Si la CIA o la extrema derecha. Una vez el presidente Hugo Chávez llegó a calificar de ‘falta de respeto’ uno de mis trabajos”.

Humor Vs Poder

Para la experta en opinión pública, Mariana Bacalao una característica común en todos los gobiernos es que “no son muy tolerantes con el humor, porque el humor es signo de libertad y de posibilidad de expresarse sin represión ni restricción”. Así mismo, el caricaturista Fernando Pinilla avala lo expuesto por Bacalao; “Si analizamos históricamente al humor gráfico nos daríamos cuenta que todos los caricaturistas siempre han estado en contra del poder. No es una cuestión de si somos rojos, azules, o amarillos, es una cuestión de criticar al que controle el poder”.

Caricatura de Fernando Pinilla

Caricatura de Fernando Pinilla

Las presiones y amenazas contra los dibujantes del humor siempre han existido. Leoncio Martínez es el humorista gráfico más recordado por los venezolanos, sus publicaciones en el semanario “Fantoches” (1923) eran un claro ejemplo de sátiras hacía el régimen gomecista, lo que lo llevó a vivir una vida de persecución y censura. Pedro León Zapata, el caricaturista del diario El Nacional de 84 años, ha sido uno de los más amenazados por su labor a lo largo de su trayectoria. El humorista gráfico aseguró a un portal web que ha aprendido a sobrellevar los ataques.

“El humor y el poder siempre han sido como agua y aceite. Con tanta información la gente a veces no está consciente de lo que está pasando. En eso el humor es más certero, pero incomoda al poder”, comentó en 2012 Eduardo Sanabria, mejor conocido como “Edo”. El caricaturista de la Cadena Capriles que también, en reiteradas ocasiones, ha sido blanco de críticas y amenazas por su labor humorística.

“El miedo es censura”

La vida de un caricaturista no es solo humor. El ejercicio de su profesión está ligado con los derechos de libertad de expresión contemplados en la Constitución y en las convenciones internacionales subscritas por el país. Para Luisa Torrealba  directora del Ipys el contexto de la libertad de expresión en Venezuela se ha visto afectada por recurrentes  amenazas e  intimidación. “El instituto ha contabilizado solo en lo que va de año, más de 221 casos de violación de este derecho, superando el año 2012 donde se registraron 190 casos”.

“Llama la atención que los llamados ‘delitos de opinión’  hayan crecido en los últimos años”, dice la experta. “En 2004 se reformó el Código Penal, haciendo que se agregue más peso a las penas por ‘delitos de opinión’ y el aumento de las sanciones. Si antes eran días de prisión ahora se habla de meses e incluso años. Si antes de 2004 las multas eran cifras simbólicas, ahora se elevan hasta el punto de causar clausura de medios”, señala.

Para Torrealba esta situación ha causado que muchos trabajadores de la comunicación se hayan acercado a la autocensura. Roberto Weil confiesa que a veces le gustaría distanciarse de la crítica a través  del humor. “A mí me da temor hacer caricaturas que vayan en contra de los ideales del gobierno, y cuando uno trabaja con ese miedo es porque hay censura”, apunta.

Caricatura de Rayma - 5 de marzo de 2013

Caricatura de Rayma – 5 de marzo de 2013

“La presión que tenemos los caricaturistas es muy fuerte… Cuando se murió el presidente Chávez yo quería cambiar de profesión, tener una zapatería o algo así, porque la presión de hacer una ilustración en un momento tan tenso como ése era bastante delicado”, cuenta Rayma quien hace unos meses fue denunciada por el ministro para el Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, por una caricatura que hizo en relación al video grabado en Los Juanes.

No obstante, para el caricaturista del diario Ciudad Caracas y el portal Aporrea.org, Uncas Montilla, Venezuela es un “paraíso para los caricaturistas, donde hay libertad de expresión para que cada quien diga lo que piensa de la forma que mejor le parezca”. Para él la diferencia entre una caricatura que critica y una que ofende la hace el nivel ético que tenga cada dibujante. “Es muy fácil insultar. En nuestro país hay caricaturistas que han utilizado los símbolos patrios o a personajes fallecidos para hacer burlas”, señala.

Hasta la fecha no se ha apresado a ningún humorista gráfico por sus caricaturas. Torrealba precisa que los procesos por delito de opinión no pueden llegar al encarcelamiento, pues los casos deben ser tratados desde las vías administrativas, es decir, a través de la imposición de multas.

Rayma, Weil y Edo coinciden en que en los últimos años se han aplicado medidas para crearles presión. Afirman sentir temor de salir a las calles, pues mucha gente los ha agredido verbalmente. “El caricaturista no trabaja con balas, trabaja con ideas; y no mata sino da vida. Hacemos que la gente piense. Damos una propuesta para que podamos ser cuestionados, pero no insultados”, dijo Rayma Suprani a una entrevista de El Universal.

El Twitter sigue activo. Algunos insultos van y vienen. Rayma asegura que hará su trabajo hasta el día en que no lo pueda continuar. La Fiscalía General de la República no ha dado respuesta a sus denuncias. “Aunque las amenazas no se concretan uno vive con la espada de Damocles en el cuello”, concluye Roberto Weil.

-__________________________________________________________________________________________________________________________________

Caricaturas más controversiales:

Caricatura de Rayma

Caricatura de Rayma

U-27-20-03-12

Uncas Montilla sacó esta caricatura para contradecir la anterior de Rayma

weil_oct-2-i

Caricatura de Roberto Weil (2/10/2013)

12633074_copia

Caricatura de Rayma (Caso Los Juanes)

EDO:  El pajarito y el presidente Nicolás Maduro

EDO: El pajarito y el presidente Nicolás Maduro

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: