Los venezolanos padecen más diabetes tipo II

6 Oct

Esta patología pasó de ser la sexta a la cuarta causa de muerte a partir del 2010

Imagen

El inicio de todo: ¡usted es diabético!

Los expertos indican que la enfermedad en su variante tipo II representa entre un  6 y 8% de la población en el país. Esto equivale a más de 2.000.000 de casos diagnosticados. Además, aseguran que los venezolanos manejan sus estilos de vida sin medir las complicaciones

 Por Adriana Colmenares

La diabetes es una enfermedad de cuidado. En Venezuela, pasó de ser la sexta a la cuarta causa de muerte a partir del 2010. Su variante tipo II es la de mayor incidencia de casos en el país. La aparición de este tipo de diabetes es multifactorial. Las causas principales son por estilos de vida no saludables y predisposición genética latinoamericana. Es por eso que los expertos aseguran que los venezolanos no tienen una adecuada concientización que sus hábitos están activando los genes diabéticos.

Uno de estos casos es el de la señora Rosa López.  Ella por malas decisiones invitó, sin tener idea alguna de lo que hacía, a este huésped que nunca más se fue. En sus años de juventud,  era amante acérrima del cigarrillo. Decidió dejarlo un día, pero la ansiedad era tan fuerte que cambió la dependencia de la nicotina por el de comer excesivamente todo lo que se le presentara. Engordó sin darse cuenta. Tampoco realizaba ninguna actividad deportiva que tratara de equilibrar la bajada de su salud.  Estas conductas representaron un peligro para su bienestar, porque se convirtieron en factores de riesgo. A raíz de eso se le presentaron una serie de malestares corporales que la asustaban muchísimo. Después de muchos exámenes, el Endocrino le dijo: “¡Usted es diabética!” A partir de ese momento, Rosa tuvo que aprender a aceptar la enfermedad, admitir su condición y actuar como tal.

Vida balanceada

La enfermedad en Venezuela está cada vez en aumento. Según datos del Ministerio del Poder Popular para la Salud (MPPS), en el año 2012, hay más de 2.000.000 de personas diagnosticadas de diabetes tipo II. Esto representa entre un  6 y 8% de la población.  No obstante, lo más crítico  de la situación de la enfermedad es que el 80% del total de esos diabéticos desconocen que la tienen, según cifra publicada  por la Federación Nacional de Asociaciones y Unidades de Diabetes (Fenadiabetes).

Este porcentaje es muestra de la poca  cultura preventiva que tienen en Venezuela en torno a sus enfermedades. “Ningún venezolano tiene la conciencia para la prevención o manejo de la diabetes tipo II. Vienen cuando se sienten mal”, acota la diabetologa Marina Madrid.

El inicio, el clímax y la muerte

Imagen

Los primeros pasos de la patología

La diabetes se origina por una deficiencia de la hormona que se produce en el páncreas: la insulina. Ella se encargada de captar la glucosa que vienen de los alimentos  y llevarla a las células para que éstas la transformen en energía. Cuando la insulina es insuficiente, la glucosa se acumula en el torrente sanguíneo y termina afectando al sistema nervioso, al corazón, a los riñones, pies y a la vista. El director de la Fundación Antidiabética Miguel Ángel Padrón afirma que ella no mata, sino sus complicaciones en estos órganos.

 

 

 “La primera de las consecuencias en los pacientes diabéticos es el infarto al miocardio. Seguida de las embolias o accidentes cerebrovasculares, amputaciones, cegueras y la otra muy grave es la insuficiencia renal crónica”, menciona la doctora Elvira Graciela Alexanderson Rosas, de la Asociación Latinoamericana de Diabetes (ALD).

Estas complicaciones  tuvieron una incidencia en la mortandad de la diabetes en Venezuela.  Según el último  Anuario de Mortalidad del MPPS, presentado en el año 2010, de  9.537 personas fallecidas por esta patología; 6.751 fueron con la tipo II. No obstante, los expertos estiman que estas cifras, para este año, hayan ascendido considerablemente.

A esto se le suma que  el 31% de la población venezolana padece de obesidad lo que incrementa los riesgos de crecimiento de la patología y sus complicaciones, de acuerdo al informe difundido por la Organización Mundial de la Agricultura y la Alimentación en julio de 2013. De ahí que  en el informe Estadísticas Sanitarias Mundiales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), colocan a Venezuela en el primer lugar  de obesidad en Suramérica.

“En el 2009 éramos el sexto país con más obesos en el mundo. Las nuevas cifras indican que estamos subiendo. La calidad de lo que se ingiere es mala”, afirma Gestne Aure, vicepresidenta de la Asociación Venezolana para el Estudio de la Obesidad.

Alerta Roja al estilo de vida del venezolano

La diabetologa Marina Madrid explica que la diabetes no es una enfermedad como el cáncer o la apendicitis que es del paciente nada más; sino un problema familiar y social. Por lo tanto, la obesidad y el sedentarismo son patrones que conviven  entre el núcleo de personas con las cuales se relacionan los diabéticos.

“Los hábitos  están determinados por lo que se aprende en el hogar,  los medios y los amigos”, manifiesta la nutricionista Melania Izquierdo. Asimismo, el doctor Álvaro Rico expresa que muchas personas creen que el consumo de azúcar causa la patología. Pero, no hay alimentos buenos o malos que originen esta enfermedad. Un desbalanceado consumo de los grupos de alimentos desencadenan en padecimientos como la diabetes.

En Venezuela, se están adquiriendo muchos patrones foráneos, según la nutricionista Melania Izquierdo. Estas prácticas de alimentación y ritmo de vida que están adoptando los venezolanos son propicios para el aumento del colesterol malo y los triglicéridos; por ende,  la aparición de la diabetes tipo II.

Entre los patrones de consumo a nivel nacional hay una preponderancia en los carbohidratos, alimentos con grasas trans, aditivos químicos y comidas pobres de fibra y vitaminas. Es decir, en una comida consumen todas las calorías necesarias de un día.

De igual manera, la nutricionista Melania Izquierdo manifiesta: “los venezolanos no balancean bien los grupos de alimentos fundamentales (lípidos, proteínas y carbohidratos).  Combinan grasa con carbohidratos: tequeño, pasta con margarina o mayonesa, arepa, empanada, quesos con abundante grasa, panes de todos los tipos, embutidos, dulces y plátano fritos”.

Aunado a ello, la endocrino Rosaura Núñez comenta que en el territorio nacional hay zonas más propensas a desarrollar diabetes tipo II. “Se ve como en los Andes o Zulia comen más carbohidratos y proteínas. En Occidente consumen muchas grasas. En Oriente abusan de los carbohidratos. En Los Llanos la carne y el queso. Pero, en cambio, las tribus autóctonas del Amazonas tiene unos patrones beneficiosos como ingerir pescados, frutas; hacer ejercicios: remar y caminar”

Diabetes en Radio 027 – Los ejercicios y la diabetes

Otro elemento importante en el inadecuado estilo de vida del venezolano es el sedentarismo. “Lo que hace que se presente la diabetes con mayor rapidez es la falta de ejercicio físico. Esto se debe a que los receptores musculares de insulina no trabajan como deberían; aumentado el riesgo de acumulación de glucosa”, manifiesta la doctora Rosaura Núñez. Asimismo, el alcohol y el tabaquismo coadyuvan a ese incremento en el torrente sanguíneo.

      

Un problema del siglo XXI: el sedentarismo

Ser saludable es un compromiso de vida

“El programa de alimentación para diabéticos no es pasar hambre y que le quiten lo sabrosito a la persona. Consiste en ser maduro con su salud y balancear las comidas. Por cierto, no difiere mucho de una persona sana”, manifiesta el endocrino Miguel Ángel Padrón.

Es decir, optar por carbohidratos de absorción lenta como los granos. Incluir verduras, frutas, cereales ricos en fibras, la sardina, los pescados asados y el pollo. También, porciones pequeñas de pasta, arroz y un surtido de vegetales como el pepino o repollo. Asimismo, el consumo moderado de aceite de oliva, aceite de maíz, el aguacate, las semillas  o frutos secos como las almendras.

En relación a  los ejercicios están los aeróbicos-cardiovasculares  y los de resistencia: correr, caminar, bicicleta,  algún deporte y las pesas.

Sin embargo, la nutricionista Melania Izquierdo expone que puede haber una serie de tips, y consejos para promover el comer bien como estilo de vida, pero hace falta campañas de salud a gran escala. Si no hay políticas nacionales, en los consultorios no se hace gran diferencia.

De modo que la educación hacia los venezolanos es primordial para prevenir el despertar de los genes diabéticos por tipos de vida no adecuados.  Esto traería como consecuencia  directa una mejora en  la calidad y esperanza de vida de la población en el país. Teniendo en cuenta que hoy en día la diabetes ha alcanzado proporciones de epidemia en Latinoamérica, según la OMS.

Imagen

Un panorama mundial: El dulce amargo de la enfermedad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: